viernes, 8 de diciembre de 2023

Memoria histórica de Francisco Simón Valdés: Publicaciones de Santiago de las Vegas


Título: Memoria Histórica de Francisco Simón V.

Autor: Bolívar Simón Pérez-Rolo, Lic. en Economía por la Universidad de La Habana. Presidió en 1953 el Club Atlético Santiago (CAS).

Dimensiones: 21.5 cm. X 13.5 cm.

Año de edición: 2000

Número de páginas: 46


En Diciembre del año 2000, Bolívar Simón Pérez-Rolo saca a la luz el cuaderno que hoy presentamos. Según palabras del propio autor “constituye un modesto aporte a la historiografía de Santiago de las Vegas, cuando finaliza el siglo XX y se van haciendo cada vez más borrosos, por su lejanía en el tiempo, los hechos protagonizados por sus ciudadanos más prominentes”.

Y aplaudimos el intento de Bolívar Simón, al reflejar en un cuaderno, hechos significativos de Santiago de las Vegas.

A Francisco Simón Valdés (Santiago de las Vegas, 6/5/1891 ―― 31/7/1988), se le conoció ampliamente como poeta, periodista, orador y escritor. Pero Panchito, como fue conocido en vida por sus coterráneos, fue algo más que eso. Fue un batallador incansable por la justicia social, fue un intelectual de vanguardia y un hombre de ideas muy avanzadas.

Así, sin pretender convertir su escrito en una biografía ni tampoco en un ensayo sobre la obra y la vida de su padre, Bolívar nos conduce directamente a los aspectos más relevantes que forjaron la personalidad de Panchito y destaca sus principales luchas e inquietudes sociales. No es posible en el breve espacio de que disponemos recorrer con detalle las 46 páginas de este cuaderno. 

Relata Bolívar que tres personalidades contribuyen decisivamente en la formación de la personalidad de Panchito en su adolescencia y juventud.  Su padre Juan C. Simón (1848-1925), su maestro Alberto Fonseca (1862-1939) y su mentor Teodoro Cabrera (1862-1932) todos ellos «hombres de un intelecto desarrollado, patriotas y librepensadores que supieron transmitirle su amor a la justicia, su espíritu batallador y su fe inquebrantable en la lucha por un mundo mejor.  Los tres son considerados en la historiografía local como santiagueros distinguidos».  

Con apenas 19 años viaja en 1910 a Key West y posteriormente a Tampa, donde trabaja como tabaquero. Permanece en territorio de las EE. UU., por un largo período de casi 8 años, desarrollando allí una fuerte vida social. Llega a ocupar el cargo de Secretario del Club “San Carlos”, de indiscutible tradición patriótica.  Dirige el semanario “La Voz del Pueblo” y en Tampa, dirige y colabora en periódicos y revistas, convirtiéndose en un destacado luchador obrero y líder sindical. 

Regresa a Cuba en 1918 y en 1919 comienza a trabajar en la Estación Experimental Agronómica, donde permaneció por 16 años. 

Recoge la publicación algunos de sus principales trabajos periodísticos, valora sus poemas, menciona sus intervenciones radiales y resalta su apego a toda causa social justa. Los trabajos de Panchito aparecieron publicados en La Habana, España, Uruguay, México y República Dominicana. Eso no lo sobredimensionó y siguió fiel a su patria chica donde «fue factor principal a veces y colaborador eficaz en otras ocasiones, de toda causa en beneficio del procomún» 

Fundó y mantuvo durante más de 15 años la revista Géminis, posteriormente convertida en un tabloide semanal. En 1954, a la muerte de Luís Pérez Álvarez, asume la dirección de Heraldo Santiaguero que mantuvo en la escena periodística local hasta los primeros años de la década del 60 del siglo pasado.

A los 67 años lo sorprende el derrocamiento de la tiranía de Fulgencio Batista, abraza la causa revolucionaria y forma parte de la primera Junta Revolucionaria Municipal constituida el 2 de enero de 1959.  Ese mismo año fue designado Secretario del Instituto Municipal de Cultura. Varios años después se desempeñó como Coordinador Regional del Frente por la Paz. 

Quedan así, reflejadas en esta obra, algunas aristas poco conocidas de la intensa y «azarosa» larga vida  --- vivió 97 años --- de Francisco Simón V., que bien valen conocerse por todo santiaguero que se precie de tal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.