lunes, 7 de mayo de 2012

Breviario de un recuerdo: La estampa religiosa de una primera comunión

Prólogo 
por A. Roger Balbi Barceló | Miami, Florida

Los recuerdos crean las historias y a través de un recuerdo, a lo que confirmados en una simple estampa religiosa, le llamamos “Recuerdo de la Primera Comunión”.

He aquí la vía por donde obtuve los datos que me motivaron a escribir este informe histórico sucedido en nuestro querido pueblo muchos años atrás.

A mediados del mes de marzo, recibí una llamada de un amigo, Jorge Herrera. En su llamada me explicó el motivo de la misma: siendo él, sobrino de quien fuera sacerdote católico, Rvdo. Ismael Testé, y siendo portador de recuerdos dejados a su cuidado momentos antes de ser llamado por Nuestro Dios, revisando éstos, se encontró, llamándole la atención, una estampa utilizada como recuerdo de la celebración de la primera comunión de una niña en una ceremonia celebrada el día 7 de mayo de 1932, la cual el padre Testé ofició, siendo en ese tiempo el párroco encargado de esta institución, llamada Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol. Al parecer, esta estampa la conservó el sacerdote con mucho sentimiento.

El interés de mi amigo Jorge fue el de preguntarme si yo conocía a familiares de la niña cuyo nombre y apellidos aparecían impresos en dicha tarjeta: Irma Sariego Romero, a lo cual le respondí que tenía amistad con un amigo de apellido Romero y que él me podía dar informes sobre esta niña.

Debo agregar que el amigo Jorge me envió la estampa y me autorizó a entregársela a algún descendiente de esta niña, la que mantendré hasta que aparezca esta persona, para mí, desconocida, la cual en la actualidad estaría aproximadamente en los 88 años.

1987: Rvdo. Ismael Testé bautiza a un joven miembro de la familia Balbi en Miami.
Efectivamente, me puse en contacto con el amigo Carlos Valiente Romero quien me relató sobre ambas familias: Sariego y Romero, a lo cual le pedí que hiciera su contribución a este dato histórico, ampliando con sus recuerdos para hacerlo interesante y valioso, y agregarlo a esta narración.

Después de este prólogo, si se puede definir de esta manera, invito al amigo Carlos a que aporte su conocimiento sobre este histórico relato.

La foto de este histórico recuerdo, mostrando el frente y el reverso, esta incluida en este trabajo.

*     *     *

Breviario de un recuerdo: La estampa religiosa de una primera comunión

por Carlos Valiente Romero | Tampa, Florida

El bien recordado sacerdote católico, Monseñor Ismael Testé y Pérez, oriundo que fuera del vecino pueblo de Bejucal, estuvo al frente de la Iglesia Parroquial Santiago Apóstol de Santiago de las Vegas en los primeros años de la década del 1930, de cuyo paso he escuchado de tiempo en tiempo algunas que otras anécdotas e historias...

Entre ellas siempre recuerdo un relato que nos hiciera hace muchos años nuestro querido amigo Ismael Balido Pérez (q.e.p.d.), co-fundador de Santiago de las Vegas en Línea, nacido el 16 de diciembre de 1931, y de cuya familia fui vecino por muchos años. Ismael nos contaba que a raiz de su nacimiento fue bautizado por el Padre Testé, quien en esa ocasión no sé cómo pidió a sus padres, a la hora de su bautizo, que su primer nombre fuera el de Ismael; no recuerdo bien si también actuó como padrino aparte de ser el cura oficiante. Yo creo que era costumbre de Testé en muchos casos hacer esa solicitud por cuya razón tuvo multitud de “ahijados”.

1931: Altar mayor de nuestro Iglesia Parroquial con motivo de la boda de la Srta. Amelia Cobo Hernández, hija del entonces alcalde municipal Sr. Arturo Cobo Casals, y en la cual ofició el Rvdo. Padre Ismael Testé y Pérez, a la sazón cura parróco de nuestro templo. La foto históricamente corresponde, con una diferencia de pocos meses, a la misma época en que ocurrió la primera comunión de la niña Irma Sariego Romero.
También recuerdo al Padre Testé como un gran orador sagrado, cuando en la década del 1940 y 50, siendo párroco de la Iglesia del Pilar en La Habana, a través de la radio de entonces se transmitía en cadena nacional a toda Cuba su famoso y esperado “Sermón de las 7 palabras” el Viernes Santo de cada año. Posteriormente se hizo aún más famoso por haber sido el fundador de la bien reconocida y laudable “Ciudad de los Niños”, altruista obra benéfica que funcionó por varios años en la loma de Bejucal, como era conocida por todos la elevación a la entrada del pueblo del mismo nombre y muy próxima al Monumento Nacional del Cacahual.

Ya en años posteriores a 1959 Monseñor Testé se radicó, como otros muchos sacerdotes cubanos, en tierras extranjeras logrando finalmente, después de muchas idas y venidas, el establecerse en la grande y populosa archidiócesis de Houston, estado de Texas, donde ofició de forma muy conocida y extraordinaria hasta sus últimos dias.

Ahora bien en cuanto a la primera comunión, el día jueves, 7 de mayo de 1932, de la niña Irma Sariego Romero, muy bien que la recuerdo como una joven que se destacaba por su buen vestir y trato agradable; ella fue la primogénita del matrimonio del Sr. Sariego, cuyo primer nombre no recuerdo, y que por muchos años trabajó en la Junta Electoral de Santiago de las Vegas, la que muchos recordarán radicaba en el edificio del Ayuntamiento por el lado de la calle 6 esquina a 11; lo recuerdo también como activo miembro del Centro de Instrucción y Recreo, en su Sección de Ajedrez, y era casado con una de las hijas mayores de Tinto Romero, primo-hermano de mi abuelo Ramón Romero Riverón (Monguito), y con el mismo parentesco con sus otros primos Romero: Felito, Clemente y Fabio Romero Guillermes, todos ellos también relacionados con la familia de Adolfito Romero, del remoto Santiago de principios del siglo XX.

Tinto Romero, abuelo de Irma, llegó a cumplir los 100 años y lo recuerdo ya en sus 90 y tantos aún  como cobrador del Acueducto de Santiago de las Vegas.

El matrimonio de Sariego y la hija de Tinto, de apellidos Romero García (cuyo nombre de pila no recuerdo), tuvieron otro hijo muy conocido por nuestra generación, Irving Sariego Romero, único hermano de la nombrada Irma Sariego Romero; vivían en la calle 12 entre 13 y 15, frente al edificio del Capitolio, siendo vecinos de Ramón González y su esposa Carmen Amores (hermana de la Dra. Nieves Amores Hoyos), padres de René (maestro del Centro Nocturno de Inglés y del Colegio Wesley), y Reynaldo González Amores, este último casado con Isabelita Brito Torres, actuales residentes de Miami, Florida.

Como nota adicional recordamos que hijos de Tinto Romero también fueron el conocido político y procurador notarial Jesús Romero García, así como su hermano Abril Romero, quienes trabajaban en la notaria del prestigioso abogado Dr. Matías Milla Solsona. Otra hija de Tinto, tía de Irma y de Irving, era la Sra. Orquídea Romero, mamá de los hermanos Carlitos e Idael García Romero, populares jóvenes santiagueros que laboraban en la conocida tienda y sastrería “El Dandy”, destacado comercio del Santiago de mediados del siglo pasado.

Como resumen de estas reminiscencias y después de tantos años transcurridos, no podríamos testificar si aún vive la “niña” Irma Sariego Romero, a quien recordamos ya siendo una joven junto a sus padres y a su hermano menor Irving, el cual sí sabemos falleció hace ya algunos años en California, Estados Unidos. Irma siendo la mayor de los dos hermanos puede haber nacido entre 1924 y 1925, por lo cual tendría en el presente 87 u 88 años. Es por ese motivo que aguardamos la apreciada colaboración de alguno de nuestros estimados lectores que nos pòdrían ayudar en el esclarecimiento de la verdad acerca de si Irma aún sobrevive en nuestros días.

Hasta aquí esta historia que, producto de un fortuito hallazgo y por cosas quizás del destino, nos ha llegado inesperadamente desde el baúl de los recuerdos del inolvidable sacerdote presbítero Monseñor Ismael Testé y Pérez, dedicado y leal siervo de Dios que por muchos años fuera prominente figura de la Iglesia Católica Romana en nuestra querida patria.

Nota del editor: El Rvdo. Ismael Testé se recuerda además como autor de la importante "Historia Eclesiástica de Cuba", publicada en 1969.

6 comentarios:

  1. Recuerdo al padre Teste, era amigo de mi padre Francisco Alvarez y el bautizo a mi prima Maria Josefa Ponce ( Fefita) en la iglesia del Pilar en La Habana siendo yo la madrina a la corta edad de cuatro años cosa inusual. Tambien recuerdo aquel proyecto para los pobres en la carretera de Bejucal. Tenia muchas ideas y fue muy buen sacerdote. Lucia Alvarez.

    ResponderEliminar
  2. Me contaban mis tíos y tías que cuando el Padre Ismael Testé era Párroco en Santiago de las Vegas, se dedicó a atraer la juventud a la Iglesia. Según me contaban, tenía gran personalidad, era ocurrente y siempre inquieto. Visitaba las casas de las familias que lo invitaban, preferiblemente si le ofrecían almuerzo o comida. Al igual que el resto de los sacerdotes y monjas expulsados de Cuba en 1961, el Padre Testé inmediatamente se ofreció para continuar su vocación donde fuese necesario y fue acogido por la Diócesis de Houston. Además de todas sus obras en favor del pueblo cubano, quizás la de mayor beneficio y recordación fue "La Ciudad de los Niños" en Bejucal, obra que mi familia apoyaba por lo que representaba y para ayudar a Monseñor Testé.

    José R. Garrigó

    ResponderEliminar
  3. El Rev. Ismael Teste, fue un gran amigo de la familia de mi Padre el Senor Arturo Brito Q.E.P.D. El me contaba que la obra de la Ciudad de los Ninos, la cual el Rev. Teste tuvo la idea de construir, beneficio a todos los ninos que necesitaban de su ayuda, una gran obra.
    Tambien recuerdo a la familia de Irving Sariego, quienes vivian al lado de la familia de mi esposo, Reynaldo Gonzalez.
    Muchas gracias a Roger por su escrito, muy interesante, y a Carlos tambien, grandes amigos de nuestra familia.
    Isabelita Brito de Gonzalez.

    ResponderEliminar
  4. les escribo para decirles algo sobre la nina Irma Sariego que aparece en el recordatorio de su comunión,ella trabajo muchos anos en la óptica de Santiago de las Vegas y ayudo a criar como si fuera su hijo al Doctor Armandito Triana que en EPD. luego fue a vivir con su esposa y hijas al reparto Villanueva, donde vivio anos con ellos donde fue cuidada por ellos con mucho cariño, luego falleció hace unos anos sin mas atentamente Elizabeth, mas conocida por Pucha la que vivía en 13 y 14.

    ResponderEliminar
  5. También yo, junto con mi familia recuerda fr. teste como un hombre santo y estaba con él cuando él fallezca. Yo soy su ahijada en la primera comunión y el bautismo santo. He misas por él cada año en su aniversario de la muerte que es 9/5/1994 Anunciación a la Iglesia Católica en Houston, TX con su amigo Rev.Golasinski.

    ResponderEliminar
  6. El próximo 7 de mayo de este año 2013, se cumplirá un año de la publicación de este curioso artículo, que como todo dato histórico,contribuye al engrandecimiento de nuestra historia santiaguera, con acontecimien-tos que se desconocían.
    En esta oportunidad, cosa que no hice en ese momento pues no se relacionaba, se publicó una foto donde aparece el sacerdote Testé bautizan-do a un miembro de mi familia. En esa foto aparece el Padre Testé, mi hija Odalis sosteniendo en sus brazos a su hijo, mi nieto Jason, hoy con 25 años de edad y a su tía a su lado.
    En una visita a su familia, en esta ciudad de Miami, su hermano, padrino de mi esposa, le pidió que bautizara a nuestro nieto, a lo cual él ascedió con mucho placer.
    Hoy, por casualidad, al abrir este sitio, me salió esta publicación, sin buscarla, al parecer para que diera fé del mismo.
    Como siempre, ayudando a nuestra historia.
    Les escribió, A. Roger Balbi Barceló
    Gracias por su lectura.
    Miami, 14 de abril de 2013

    ResponderEliminar

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.