domingo, 15 de marzo de 2020

Santiagueros Connotados: Laura Muñoz de Con (1933-2016)

Compilación y redacción: Ing. Giraldo Raymond de Con | Gijón, Asturias


Laura Muñoz de Con al
recibirse como Ingeniera
Agrónoma en la Universidad
de La Habana.
La Estación Experimental Agronómica de Santiago de las Vegas constituye un claro referente de nuestra historia local. Tras sus muros, hombres y mujeres pusieron su buen hacer e inteligencia en función de mejorar la producción agrícola del país mediante el mejoramiento genético de infinidad de cultivares.

Nombres como Juan Tomás Roig Julián Acuña representan el valor de esta institución, fundada en 1904.

Junto a ellos se abrió paso una mujer de pequeña estatura, de sonrisa perenne, carácter afable, comedida en sus palabras y sobre todo constante y meticulosa en su trabajo.

Laura Muñoz de Con nació el 10 de diciembre de 1933 en Santiago de las Vegas, siendo la única hija del matrimonio que formaban el Sr. Oscar Muñoz y la Sra. Estela de Con.

Desde muy pequeña conoció de la mano de su padre el mundo de los frutales en el Vivero “Mulgoba”, propiedad de la familia y un negocio próspero donde se mezclaba la comercialización y el mejoramiento de especies como guayaba, mango, aguacate y cítricos mediante la hibridación, técnicas de injertos e introducción de variedades foráneas. Muchos de estos árboles aún forman parte de la vida de nuestro pueblo.

Laura encaminó su vida hacia ese mundo.

Laura al centro celebrando un cumpleaños
junto a primos y amigos en el Vivero “Mulgoba”
A mediados de los años 50 ingresa en la Facultad de Agronomía de la Universidad de La Habana, graduándose con altas calificaciones, en 1959, como Ingeniera Agrónomo, siendo una de las primeras mujeres en Cuba, que tomaba por asalto un mundo copado en su gran mayoría por hombres.

Durante su etapa de estudiante, como Alumna Ayudante, se incorporó entre 1956-58 al Depto. de Química en la Estación Experimental Agronómica de Santiago de las Vegas.

Recién graduada, comienza a trabajar en 1960, en la propia Estación Experimental  como auxiliar en la Sección de Frutales del Depto. de Horticultura.

En el Depto. de Frutales dirigió el Proyecto de mejoramiento genético de la guayaba.

En los años 1960-61 participó en el proyecto sobre Cacao de los cultivares Trinatario-Escavina, que conducía la Misión de Ayuda Técnica de la Embajada de los Estados Unidos para el mejoramiento de la producción de cacao en Cuba.

Fue miembro de comisiones de trabajo  con el objetivo de determinar zonas de desarrollo agrícola en el país, como fue el caso de Pinares de Mayarí, Plan Cítrico de la Isla de Pinos y el Plan “Antonio Maceo” en Pinar del Río, todos entre 1966 - 67.

En todos sus años de trabajo logró innumerables resultados en el mejoramiento genético de diferentes hortalizas y su adaptabilidad al clima de Cuba, participando además en proyectos relacionados con la fruticultura. 

Recibió el reconocimiento nacional e internacional y es considerada como una de las mejores genetistas en su campo. 

Resultó acreedora de la Orden “Carlos J. Finlay” máxima distinción que se concede a los científicos en Cuba y la medalla “Fernando Ortiz” de la Academia de Ciencias de Cuba, ambas en 1993. En el año 2000 la Distinción “23 de agosto”; el Premio de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) por la obra de la vida en el 2007 y la Distinción “Juan Tomás Roig” del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Ciencia en el 2009. 
En 1992 recibió el premio relevante nacional en el Fórum de Ciencia y Técnica, por sus trabajos relacionados con la producción de semillas de hortícolas en condiciones tropicales.

En 2001 en el Fórum de Ciencia y Técnica de ese año obtuvo Mención Nacional por la generalización de la producción de semillas de cebolla Caribe 71. 

Dejó 32 publicaciones de temas científicos. Su trabajo científico e investigativo generó más de 60 cultivares de los cuales 35 fueron aprobados para su generalización en el país, algunos de los cuales se probaron de forma exitosa en México, Venezuela, China, Vietnam y otros países africanos.

Logró técnicas para producir semillas en especies que normalmente no florecen en clima tropical como cebolla, col, zanahoria, brócoli, coliflor.

Para alcanzar esos resultados, Laura estudió de forma autodidacta las siguientes disciplinas: ecología, agrometereología, mejoramiento genético, fitotecnia, suelos, patología vegetal, combate de plagas y enfermedades, fisiología y técnicas de mejoramiento vegetal.

Laura Muñoz de Con en la EEA
Imagen tomada de Internet

Laura desde su sencillez y modestia puso al servicio de la ciencia un importante grano de arena. Toda su vida fue trabajar, a pesar de los obstáculos que le surgieron por su posición apolítica. Se mantuvo durante 52 años, hasta el momento de su jubilación, en la Estación Experimental Agronómica, independientemente de los diferentes  nombres que adoptó esa institución durante ese tiempo. Nunca sucumbió a ningún interés personal y su vieja bicicleta marca Niagara la acompañó toda su vida por las calles de nuestro viejo Santiago.

Laura Muñoz de Con falleció en su pueblo natal el día 22 de noviembre de 2016.

Se hace constar la colaboración de los santiagueros Hugo Marrero y Arsenio Alemán en la preparación de este trabajo.

Fuentes Consultadas:

1.- Laura Muñoz de Con en www.ecured.cu, consultado el 20 de marzo de 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.