viernes, 3 de julio de 2009

Las "tandas corridas" del cine

¿Recuerda usted las "tandas corridas" de los cines de Santiago de las Vegas? A los que no tuvimos la suerte de vivir esa época dorada de nuestro querido pueblo, nos parece difícil creer que un cine pudiera ofrecer toda una tarde de cartones animados, documentales y películas por unos pocos centavos... o que las personas tuvieran el tiempo y la paciencia de "echar el día" en el cine, y a veces la noche también (¡qué mundo tan diferente al nuestro, donde una película de hora y media puede costar 10 dólares, ¡y muchos no resisten esa hora y media sin revisar el Blackberry a ver si han recibido mensajes!) Pues bien, para confirmar que nuestros padres y abuelos no mentían, hoy le ofrecemos este anuncio* del Teatro Popular (el cine del Centro de Instrucción y Recreo), promoviendo la inauguración "del más grande Succés Social y Cinematográfico de todas las épocas (¡perdone la simpática exageración!): "La Feria de las Flores". Esta celebración duró desde el 20 de mayo de 1948, "aniversario de la instauración de nuestra Patria libre y soberana", hasta su culminación el día 29 del mismo mes con el "Baile Cumbre del Año" en los bellos salones del C.I.R. Le sugerimos que pulse en la imagen a la izquierda para ampliarla y ver todo lo que ofrecía el Teatro Popular por sólo 25 centavos a los caballeros, 20 a las damas, y 10 a los niños. Además, nos complace ofrecerle dos de los mismos avances (en inglés) que se proyectaron en Santiago ese día: "El tren arrollador", la serie en 12 episodios con John Wayne y Shirley Grey, y "El valor de Lassie", con la joven Elizabeth Taylor.
 Es también de notar que "en esta función, así como en el grandioso baile del sábado 29, Capelo, el amable propietario de 'La casa de las flores', (obsequió) a todas las damas y damitas con preciosos claveles". Más allá de recordarnos las deliciosas tardes de tandas corridas, este elocuente anuncio de la Feria de las flores nos recuerda la rica vida social y cultural que existía en nuestro querido y añorado Santiago de las Vegas.

El Teatro Popular en la década del 1950.
El vestíbulo del Teatro Popular en la década del 1950. La publicidad al fondo parece ser de la película francesa "Quand tu liras cette lettre" ("Cuando leas esta carta") (1953), del director Jean-Pierre Melville (pulse en el enlace para leer la sinopsis).
Los proyeccionistas del Teatro Popular: a la izquierda, Oscar Tuero (hermano de Piro Tuero, organizador de las comparsas de nuestros carnavales), y a la derecha, un señor de apellido Domínguez, quien trabajaba además en el acueducto municipal.
_________________________________________________
*El anuncio de la "Feria de las flores" es de la colección de Ismael Balido. Al margen, una dedicatoria de su amigo Belarmino Valiente, quien se lo envió desde Santiago: "Saludos a la vieja Nana y Consuelo y tus hijos, los quiere, el viejo Bela".

9 comentarios:

  1. No soy ni muy vieja ni muy joven, pero todavia recuerdo las "tandas corridas" y la emocion que sentia cuando mi tia me llevaba al cine.

    Parece increible que por solo solo 20 centavos (10 en mi caso) se pudieran pudieramos disfrutar de cartones, noticieros, cortos, avances,y dos peliculas.

    Tambien es de notar la elegancia y el buen vestir de los asistentes a las funciones, que diferencia tan grande con la de estos tiempos.

    Tambien me ha dado muchisima alegria leer en el programa la dedicatoria de Belarmino Valiente al que conoci desde que abri los ojos al mundo porque fue gran amigo de mis padres, y tambien compadre ya que bautizaron a uno de sus hijos (no a Carlitos).

    Lindas fotos que nos traen bellos recuerdos

    Atentamente,
    MIRIAM MEDINA

    ResponderEliminar
  2. Al ver el programa del centro me recorde de Ovidio que era quien lo repartia por todo el pueblo y que a veces los hacia como una especie de avioncito y los colaba por las ventanas desde una acera a la otra.
    En la decada del 50 yo era un niño y para mi la tanda de los domingos era un acontecimiento muy esperado que empezaba pagando por el ticket a "platabella', siguiendo por la entrada (con su gran cortinon) con Muñoz y tratando de sentarse uno en las primeras filas para ver mejor ya que teniamos el problema de la estatura propia de la infancia.
    No se me olvidan las peliculas de Durango Kid, Johnny McBrown y Roy Rodger (este ultimo era el que menos me gustaba pues el tipo cantaba mucho y no tenia tanta accion)
    Recuerdo a cuquito Tuero con sus "caramelopetichicle" y al acomodador con su linterna siempre metido en el medio tapando la pantalla.
    Despues que salia cerca de las 7 de la tarde, me iba para mi casa, comia y como mis viejos iban a la funcion de por la noche pues tenia que ir con ellos a ver aquellos "dramones" de Libertad Lamarque , Arturo de Cordova y compañia llenos de tragedias, besos y lagrimas que me ponian a dormir en la butaca.
    Fueron tiempos de la infancia feliz........que se fue.
    Ricardo Rivas (poti)

    ResponderEliminar
  3. Claro quee acuerdo de la tanda como le llamabamos,nos daban un real para la entrada y un medio para una africanita que vendia Evidelio en una cajita que cargaba y pregonaba chiclets,africanitas y peters ( que eran unas galleticas cubiertas con chocolates.Que buenos tiempos, tanbien me acuerdo como le gritaban a FOGOTE cuando se rompia la pelicula (Fogote suelta la botella)y el se asomaba en la ventanita y les decia unos cuantos insultos.
    No se si alguien se acuerda de los servicios sanitarios del centro que a mi me daban pavor tener que usarlos . (se acuerdan) ojala que esos tiempos volvieran otra vez,

    ResponderEliminar
  4. Estimada Miriam Medina:

    Acabamos de leer tu nota en el sitio de "Santiago de las Vegas" acerca de "las tandas corridas" del Teatro Popular del C.I.R.

    En ella vea el cariñoso recuerdo que expresas de mi querido padre Belarmino Valiente, lo cual me ha emocionado grandemente, pues has traido tambien a mi memoria grandes recuerdos de mi niñez y a su gran amistad junto con mi madre, Irma Romero, con tus queridos padres Julio Medina y Emilia González muy queridos por todos nosotros y que fueron los padrinos de mi hermano menor Guido Valiente que aun vive en Santiago de las Vegas y se aproxima a la edad de 72 años.

    Si bien recuerdo hace años establecimos contacto contigo desde aqui de Tampa a traves de nuestro trabajo en el Banco y si mi mente no me falla, y es algo que ya no me sorprende, logré inclusive hablar con tu mamá Emilia.

    Para tu información ya hace 9 años que estoy retirado de mi carrera bancaria que fue mi dedicación y mi vida durante 50 años, desde que comencé en Santiago de las Vegas con la familia Garrigó y que terminé aqui en Tampa al frente de la Division Internacional del ahora SunTrust Bank.

    En pocos dias, el Sábado 11 de Julio, llego a la "respetable" edad de 76 años y como es natural recuerdos como el que tu has traido en tu comentario acerca de mi padre me llenan de gran emoción y nostalgia por tiempos y personas que como tus queridos padres fueron para mis viejos, mi hermano y para mi como parte muy querida de nuestra familia de ayer y ........de siempre.

    Nos gustaria grandemente el poder hablar nuevamente contigo por lo que te envio mi e-mail y número de teléfono.

    Hasta entonces pues y mientras tanto recibe nuestro sincero y afectuoso saludo,

    Carlos Valiente Romero

    Tampa, Fl., Martes, Julio 7, 2009.
    E-mail: carlosv@tampabay.rr.com

    ResponderEliminar
  5. Los proyeccionistas son Oscar Tuero (hermano de Piro Tuero, que era el que organizaba las comparsas de nuestros carnavales), ......... y el señor a la derecha era de apellido Dominguez, quien recuerdo tambien trabajaba en el acueducto de nuestra ciudad.
    Estos dos caballeros trabajaban en el Teatro Popular del C.I.R.

    El famoso ¨Fogote¨ era el proyeccionista en el Teatro Minerva que era propiedad del Casino Español pero que era administrado por el Club Atletico Santiago. Otro personaje muy famoso del Cine Minerva (quien merece una Crónica junto con Fogote), es el famoso "Mudo del Casino" persona super-inteligente que colectaba las entradas al Cine y al cual no se le escapaba en su extraordinaria memoria el recuento exacto de los concurrentes a cada funcion y no solo eso sino tambien .......los "secretillos" de muchos de ellos.

    ResponderEliminar
  6. Carlos Rivera: no se tu, pero yo le tenia terror a Ovidio, el pobre era tan feo, pero tan buena gente.

    Saludos
    MIRIAM MEDINA

    ResponderEliminar
  7. Querido Carlitos Valiente: que alegria tan grande leer tu mensaje, y que tristeza no poder compartirlo con mi madre.

    Responderé privadamente a tu e-mail.

    Un fuerte abrazo
    MIRIAM MEDINA GONZALEZ

    ResponderEliminar
  8. Yo recuerdo de cuando era muy nina en Santiago de las Vegas, mi tia, que se llamaba Modesta, me llevo una noche al cine para que la acompanara y pusieron una pelicula de Rodolfo Valentino, silente, con musi ca de una pianola que tenia el teatro Popular en aquellos tiempos en mil novecientos veinte y al dia siguiente mi Papa se entero y le formo a la pobre Tia (que era tia de el, no tia mia) un argumento diciendole que eso era una immoralidad que una nina viera a Rodolfo Valentino, que por eso tenian las tandas infantiles durante el dia con las peliculas de "cow boys" del oeste. El caso que yo no vi nada pues siempre me mandaban a dormir a las 7 de la noche y yo me quede dormida sin ver a Valentino. Ponian Sangre y Arena, si mal no recuerdo. Despues de nuchisimos anos llegue a NY y vi el Hospital donde fallecio Valentino , el N.Y.Polyclinic Hospital, q ue en laactualidad es un edificio de apartamentos para ancianos de bajos recursos.
    Bohemia Simon

    ResponderEliminar

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.