lunes, 20 de febrero de 2017

Santiago verde

El 20 de febrero siempre ha sido un día especial en mi familia: hoy cumpliría 80 años nuestra madre, Consuelo Hernández Basabe, y hoy hace exactamente 50 años salimos hacia Madrid mi padre y yo, hacia un futuro incierto, con la esperanza de reunirnos en Estados Unidos con ella, con mi hermana Giselle y con mi dulce abuela Nana. No se sabía si nos volveríamos a ver en dos meses, en un año, o en 10. O jamás. Así eran los tiempos que se vivían. 

Este año de 2017 el 20 de febrero es más emotivo aún, siendo el primero sin nuestra madre, fallecida el pasado 22 de diciembre. Son muchos los recuerdos, y muchos los tesoros que nos dejó aquella persona delicada, artística, amante de las plantas y la naturaleza, que siempre nos enseñó a ver el lado más bello de la vida. Y entre todos estos nobles legados, se destaca el amor que siempre sintió por su añorado pueblo natal, su querido Santiago de las Vegas. Tanto ella como mi padre, Ismael Balido Pérez, vivieron cada día de su vida desde aquel fatídico 20 de febrero hace 50 años, extrañando la tierra colorada de Santiago, sus calles, el parque Juan Delgado donde una tarde floreció su amor.

Tenían el “mal de Cuba”, como le digo yo, amor imposible que de joven no entendía – hasta que un día, ya adulto y 32 años después, regresé a Santiago… y los comprendí. Su obsesión se hizo mía. Motivado además por la muerte de Abuela Nana, en el año 2000 fundé el primer sitio www.santiagodelasvegas.org, “La historia ilustrada de un pueblo cubano”, progenitor de este blog que vio la luz siete años después; ambos con la fiel misión de rescatar y conservar el mundo desaparecido de mi abuela y de mis padres: Santiago de las Vegas en su época de oro.

Ese mal de Cuba, esa morriña sin fin que siempre sentí en mis padres, me azotó con especial fuerza el día 6 de enero de 2005, centésimo aniversario del nacimiento de mi abuela. Sin saber por qué, me senté al teclado y poco a poco surgió una melodia, a la que se fueron juntando palabras, y antes de que el reloj diera la medianoche había compuesto un pequeño himno en honor a lo que ellos, a lo que yo, a lo que todos los santiagueros desterrados que han sufrido la lejanía de su tierra natal han vivido. La compartí con mis padres y con mi esposo David Appell, y cada cual dejó su huella: una nota más aguda por aquí, cambiar una palabra por allá… hasta que este pequeño tributo a nuestro sufrimiento, nuestro salmo santiaguero sin los ríos de Babilonia, tomó su forma final.

Hoy, más de 12 años después y en honor a mi madre en el día de su nacimiento, y a mi padre en el día en que tuvo el valor de dejar atrás todo lo que conocía y quería, me decido por fin a compartir “Santiago verde” con nuestra comunidad virtual. Espero que sea de su agrado. Viene de lo más profundo de mí.

SANTIAGO VERDE 

Melodía y letra: José Balido 
Con la colaboración de Consuelo Hernández, Ismael Balido, y David Appell 

Santiago, Santiago verde,
mi tierra, añoro verte:
tus montes, tu cielo de cristal,
tus palmas y tu Cacahual.

Si un día muero sin verte,
Santiago de vegas verdes,
tu tierra mis huesos clamarán,
Santiago, y no descansarán.

(recitado)
Santiago, Santiago verde,
color de la esperanza.
Santiago de mi infancia,
añoro volver a verte.
Si hoy no tengo la suerte
de pasearme por tus calles,
por tus montes y tus valles,
no pienses que te he olvidado:
en mi corazón dañado
tus vegas florecen siempre.

(cantado)
Santiago, hoy vuelvo a verte,
mi tierra eternamente,
por tus parques siempre pasearé,
Santiago, y aquí descansaré.

8 comentarios:

  1. ¡Qué emotivas y qué ciertas son las palabras de mi hermano José Alberto! Nuestra madre fue un ángel que vino a repartir el más dulce amor, comprensión, consideración, apoyo incondicional... Mi corazón está lleno de recuerdos imborrables de su amor de madre, siempre poniendo a sus hijos primero, siempre velando por nuestra felicidad. Ella enfrentó todo eso que mi hermano cuenta, y tantas otras situaciones difíciles, con gracia y entereza. Y con dignidad. ¡Qué ejemplo para unos hijos ver a su madre vivir sin quejas, sin excusas, siempre luchando por el bienestar de su familia! Tuvimos la bendición de tener una mamá artística, sensible, soñadora, que amaba el mundo natural y que nos enseñó a verlo con un maravilloso sentido de asombro y curiosidad. Por ella amo las flores, los árboles y las mariposas siempre serán mágicas. Ella llenó mi niñez de amor y felicidad cuando no era fácil, cuando ella misma era casi una niña. Decir "Gracias, mami, cuánto te admiro y te quiero", es poco. Es mi sentimiento eterno, el recuerdo que me acompañará toda la vida, porque Mami vive en mi corazón. Gracias Jochy, por ese homenaje tan merecido, y por compartir esa canción tan preciosa, en la que mis padres pusieron su inspiración, y por eso es más querida para mí.
    Giselle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Giselle. Tú y yo sabemos lo que fueron nuestros padres, y los milagros que hicieron con lo poco que les dio la vida. Vivirán siempre, como vivirán los recuerdos de nuestro querido Santiago, en nuestros corazones.

      Eliminar
  2. Rosario Lescura Díaz (Rose Bagley)sábado, febrero 25, 2017 5:51:00 p. m.

    Bello testimonio sobre sus querida madre. Bella cancion. Muy emotiva. Yo extraño mucho a Santiago y las personas y forma de vida que pude vivir. Siempre recuerdo a sus padres con cariño,al igual que a ustedes, y a Nana. Ustedes eran pequeños cuando me fui en el 1962. Y yo tenia como 13 años. Hoy tengo 68, Nunca mas he regresado y siempre pienso en hacerlo. Disfruto mucho los articulos aqui publicados y los que pone el estimado y distinguido señor Carlos Valiente Romero. Super instructivos y me hacen conocer cosas de mi pueblo que no conocia. Que Consuelo este celebrando su cumpleaños en el cielo con Ismael, Nana, y toda su familia que reside alli. Me dio mucha alegria cuando te volvi a ver Jochy todo un hombre de bien, y poder conocer a David. Otro caballero. Quizas algun dia pueda volver a ver a Giselle. Ella es natural, no se acuerda de mi. Pero viviamos en la misma calle. Yo vivia en la casa del medio, entre Nelson Balido y Rosita Marrodan, (Monina.) Bendiciones. Rose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus bellas palabras, Rosario. ¡Pensar que diferentes fueran nuestras vidas si aún fuéramos vecinos en la calle 2! Debemos reunirnos aquí en Miami de nuevo. Siempre hay tanto que contar y recordar. Un abrazo. José

      Eliminar
  3. Querido José Alberto, te felicito de todo corazón por este noble y sentimental tributo que con este himno y artículo rindes a la memoria de tus progenitores co-fundadores, junto contigo, de este medio que nostálgicamente nos trae, por ya muchos años, el recuerdo y memoria de aquel querido Santiago de las Vegas de ayer y de siempre. Ha sido y es, un distinguido honor el poder acompañarte como miembro del equipo editorial de este noble esfuerzo iniciado por ti y tus queridos padres, mis hermanos Ismael y Consuelo (q.e.p.d.).

    Con sincero y fiel afecto,

    Carlos Valiente Romero
    Tampa, Fl., EE.UU.
    Lunes, Febrero 20, 2017

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, es en parte debido al esfuerzo y amor de personas como tú que Santiago de las Vegas en línea ha podido llegar a donde está, conservando lo mejor de nuestra historia municipal. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Nunca es tarde para darte mis condolencias Jose Alberto. Entro poco en la WEB "Santiago de las Vegas en linea" porque se que por motivos de trabajo no puedes atenderla como desearias. Precioso articulo de amor hacia tus queridos padres y "Santiago Verde" será un himno para nuestro querido pueblo. Gracias por compartirlo con los santiagueros. EPD tu querida madre. Un abrazo de Lucia desde Madrid.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Lucía, de todo corazón. Hace un rato estaba pensando que se acerca el día de las madres... No será fácil este año. Me alegro de que te guste "Santiago verde". Espero poder subir la música pronto. Un abrazo desde Miami.

    ResponderEliminar

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.