sábado, 24 de septiembre de 2016

La malquerida

Hoy tenemos el placer de compartir un romántico soneto de Carlos Acuña publicado en la Revista del C.I.R. en 1955.

                         La malquerida
Fue voluptuosa y mala entre mis brazos buenos,
sus besos me entregaron las mieles intocadas,
supe sus abandonos y ahogué los venenos
de todas mis ligeras aventuras pasadas.
Quise hacerla tan pura como las alboradas
para santificarla sobre todos los cienos;
y mis manos amantes no turbaron sus senos
ni respondí al obscuro cerco de sus miradas.
Y porque la quería como una hostia, pura,
para hacer de su sangre y de su alma comunión,
para darla al oculto caudal de mi ternura
con la fe de una dulce y sagrada devoción,
hoy, que ha arrojado el velo la bella estatua impura,
comprendo el fardo inútil de tener corazón...
Bellas y apasionadas palabras que nos recuerdan aquella época en que las distracciones modernas no ocupaban nuestra atención, y aún había tiempo para escribir poesías a un amor imposible.

1 comentario:

  1. Es un muy bonito Poema,como señala el Comentarista, gracias por este "Regalito Literario".
    Evelio Carballo Perez aka : Barry B. Freedom-Taylor.
    E-Mail : barryft@hotmail.co.uk OR :
    barryft@gmail.com

    ResponderEliminar

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.