jueves, 11 de noviembre de 2010

Canciones de cuna... y de la infancia

por José Alberto Balido / Miami, Florida

¿Quién no recuerda con una sonrisa aquellas canciones que nos cantaban nuestras madres y abuelas, teniéndonos aún en brazos, al ritmo crujiente del sillón cubano sobre un piso de mosaicos? O aquéllas que, ya más grandecitos, cantábamos como parte de juegos infantiles? Hoy, impulsado por mi madre, quien anoche me recordó el canto de aquella Lola que con su linda cola distraía a marineros y pilotos por igual, he pasado al papel virtual de la pantalla las canciones que más recuerdo.

¿He olvidado alguna?
______________________________

Señora Santana, ¿porqué llora el niño?
Por una manzana que se le ha perdido.
Yo le daré una, yo le daré dos,
Una para el niño, y otra para vos.
Yo no quiero una, yo no quiero dos;
Yo quiero la mía que se me perdió.
______________________________

Esta niña linda, que nació de día,
quiere que la lleven a la dulcería.
Y este niño lindo que nació de noche
quiere que lo lleven a pasear en coche.
______________________________

Duérmete mi niño,
duérmete mi amor,
duérmete pedazo
de mi corazón.
______________________________

Úrsula, ¿qué estás haciendo
tanto rato en la cocina?
Mamita, le estoy quitando
las plumas a la gallina.
______________________________

Los pollitos dicen pío, pío, pío,
cuando tienen hambre, cuando tienen frío.
______________________________

Arroz con leche se quiere casar
con una viudita de la capital
que sepa coser, que sepa bordar,
que ponga la aguja en su canevá.
______________________________

Mata el alacrán, abuelita,
mátalo con una escopeta,
y si no revienta el cartucho
tírale tu par de chancletas.
______________________________

La cucaracha, la cucaracha,
ya no puede caminar,
porque le falta, porque le falta,
la patica principal.
______________________________

Un día de paseo una señora
Con su sombrero rompió una farola.
Al ruido del cristal salió el director,
Oh dígame, señora, ¿quién ha roto ese farol?
Perdóneme señor, que yo no he sido,
Ha sido mi sombrero el atrevido.
Si su sombrero ha sido la multa pagará,
¡Para que otro día sepa su sombrero adónde va!
______________________________

En el agua clara
donde está la fuente
lindos pececitos
salen de repente.
Lindos pececitos,
si quieren jugar,
todos mis juguetes
se los voy a dar.
Yo vivo en el agua,
no puedo salir,
pues mi mamá me ha dicho
que siempre juegue aquí.
______________________________

Cuando en la playa, querida Lola,
Su linda cola luciendo va,
Los marineros se vuelven locos,
Y hasta el piloto pierde el compás.
¡Ay, qué placer sentía yo
cuando en la playa
sacó el pañuelo
y me dijo adiós!
______________________________

Adiós, adiós, lucero de mis noches,
Dijo un soldado al pie de una ventana.
Me voy, pero no llores, alma mía,
Que volveré mañana.
Ya se asoma la estrella de la aurora,
Ya se divisa por el oriente el alba,
Y en el cuartel tambores y cornetas
Están tocando Diana.

Esta canción, evidentemente, no es ni de cuna ni infantil, pero por algún motivo nos la cantaba mi querida abuela Nana con gran sentimiento... y un dulce desentono que, si cierro los ojos, aún puedo escuchar. Linda Ronstadt la canta mejor, quizás... pero prefiero la versión de mi abuela.
______________________________

Amambró cható, matarile rilerile,
amambró cható, matarile rile ró.

¿Qué querrían decir esas sílabas? De niño recuerdo que me parecían algo misterioso, como un hechizo de bruja. Cuando, hace un tiempo, la escuché de nuevo en boca de mi madre, se me iluminó el bombillo, como quien dice, al escuchar la palabra "cható", la cual asocié con "château", o castillo en francés. Gracias a la magia de Google, una rápida pesquisa confirmó mis sospechas: se trata de una canción francesa que dice

Ah mon beau château, ma tante tire lire lire,
Ah mon beau château, ma tante tire lire lo.

Traducción: Oh, mi hermoso castillo, mi tía, seguido de un tarareo sin sentido. En boca de niños que no hablaban francés, las palabras degeneraron hasta convertirse en nuestro "amambró cható". Pero, ¿cómo habrá llegado esta canción a Cuba? ¿Llegaría con los colonos franceses que huyeron de Haití al lograr ese país su independencia? ¿O llegaría antes a España, con las tropas francesas durante la guerra napoleónica de principios del siglo XIX? Sea cual sea el caso, es éste el indiscutible origen de la canción; escuche esta versión que toca una joven francesa en el teclado, en la cual se reconoce la simpática melodía.

¿Qué canciones de la niñez recuerda usted?

13 comentarios:

  1. Muchas gracias por este articulo, me gusto mucho saber del origen de Amambrocha porque yo me habia preguntado eso muchas veces pero nunca se me habia ocurrido buscarlo.
    Un saludo muy cordial y santiaguero,
    Marilyn Encinosa

    ResponderEliminar
  2. Yo recuerdo un poemita infantil, que no era canción, pero que Anita, nuestra querida maestra de kinder, le enseñó a mi hermano José Alberto:

    "Te voy a hacer un cuento, virento, virento, de pico picotento de pompa virá
    Esta era una madre virable, virable, de pico picotable de pompa virá
    Tenía tres hijos, virijos, virijos, de pico picotijo de pompa virá
    Una iba a la escuela, virela, virela, de picopicotela de pompa virá
    El otro iba de caza, viraza, viraza, de picopicotaza de pompa virá
    El otro iba al estudio, virulio, virulio, de picopicotudio de pompa virá
    Y así termina el cuento, virento, virento, de picopicotento de pompa virá!"

    Qué querrá decir? Quizás alguien sabe si era un tipo de ejercicio de dicción o de elocución para los niños?

    De cualquier manera, me trae muy lindos recuerdos...

    También recuerdo una canción infantil que me cantaba mi papá:

    "El ratoncito Miguel"

    Otra, muy popular, "El perrito chino".

    Y una, sobre Pinocho, de la que solo recuerdo:

    "Hasta el viejo hospital de los muñecos llegó el pobre Pinocho mal herido, y al verle los médicos dijeron 'Le falta un corazón'. Pero entonces llegó el hada protectora y viendo que Pinocho se moría, le puso un corazón de fantasía, y Pinocho sonriendo despertó".

    No sé si mencionaron "Al ánimo, al ánimo, la fuente se rompió, al ánimo, al ánimo, mandadla a componer..."?

    O esta otra: "Lunes antes de almorzar una niña fue a jugar, ella no podía jugar, porque tenía que planchar. Así planchaba así, así, así planchaba así, así, así planchaba así así, así planchaba que yo la vi".

    Las recuerdan?

    Qué lindas -y apacibles- menorias me han traído...

    Giselle

    ResponderEliminar
  3. Yo la verdad nunca dormí con canciones de cuna pero estas las voy a memorizar para cantárselas a mi niña aunque esta ya un poquito grande quizás pero no importa, así continúo la tradición.

    Muy hermoso Jose Alberto Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Bello Jose Alberto: Tambien recuerdo aquella de sube sube catalina sube sube catalina que haya en el cielo te llama si si que haya en el cielo te llaman.....y la muneca fea tabien era muy linda , yyyyyyyyy donde vas alfonso doce donde vas triste de mi voy en busca de mercedes que hayer tarde no la vi. mi madre nos cantaba todas las noches y hoy a mi corta edad lo recuerdo como si viviera el momento...PRECIOSO..UN ABRAZO JIOSE A.

    ResponderEliminar
  5. Yo recuerdo una que yo le cantaba a mi hijo y decia Yo tengo un guaguau,yo tengo un guaguau que toma cafe y bebe mantecado.
    La tortica de manteca para mama que me da la (leche)(version limpia)la tortica de pan blanco para papa que esta en el campo.

    Siomara.

    ResponderEliminar
  6. Que alegria tan grande ma has dado Jose Alberto,
    todas esas canciones nuestra Abuelita y Padres
    nos las cantaban, despues se las cante a mi Hija, mas tarde a mis Nietos y ahora se las canto a mis Biznietas, la mayor se sabe casi todas esas canciones y se las canta a su Hermanita, la verdad que recordar es volver a vivir. Carinos Isabelita Brito Gonzalez.

    ResponderEliminar
  7. Hoje escreverei na língua portuguesa. Sei que se torna um pouco mais difícil de entender, mas não impossível...
    Gostei de ler as quadras das canções de embalar; pena que não conheça as respectivas músicas para uma melhor assimilação. Porém, como em todos os países e em todas as culturas encontramos essa prática, torna-se agradável a leitura com criação de fantasias.
    Não sou santiaguero, sou português e resido no Brasil. Tenho uma ligação muito antiga com a vossa terra que aprendi a amar. Um dia ainda a conhecerei.

    ResponderEliminar
  8. Traducción del comentario de Alentejano:
    Hoy escribo en portugués. Sé que se hace un poco más difícil de entender, pero no imposible... He disfrutado leyendo los bloques de canciones de cuna; pena de no conocer su música para una mejor asimilación. Pero como en todos los países y todas las culturas nos encontramos con esta práctica, es agradable de leer con la creación de fantasías. Santiaguero no soy, yo soy portugués y vivo en Brasil. Tengo una antigua conexión con su tierra, que aprendí a amar. Un día la conoceré.

    ResponderEliminar
  9. GRACIAS POR RECORDARNOS ESTAS LINDAS CANCIONES QUE TANTO NOS CANTARON NUESTRAS MADRES, TIAS Y ABUELITAS... OTRA VEZ MIL GRACIAS...
    MARLEN

    ResponderEliminar
  10. ?Y QUE ME DICEN DEL CUENTO DE LA BUENA PIPA?

    ?QUIERES QUE TE HAGA EL CUENTO DE LA BUENA PIPA? SI,
    YO NO TE DIGO QUE SI, YO TE DIGO QUE SI QUIERES QUE TE HAGA EL CUENTO DE LA BUENA PIPA? NO,
    YO NO TE DIGO QUE NO, YO TE DIGO QUE SI QUIERES QUE TE HAGA EL CUENTO DE LA BUENA PIPA.

    Y QUE BERRINCHE COGIAMOS CADA VEZ QUE NOS HACIAN EL CUENTO DE LA BUENA PIPA.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por compartir, la verdad me encanto muchisimo, de ves en cuando las recuerdo y las canto, me traen recuerdos muy bellos de mi nines!

    ResponderEliminar
  12. Yo recuerdo

    Estaba la pájara pinta, sentada en su verde limón, con el pico recoje la rama, con la rama recoge la flor, hay Dios cuando veré a mi amor, ay Dios cuando veré a mi amor,

    Continúa pero yo na recuerdo mas...

    También recuerdo,

    Cuanto me das marinero, cuanto me das marinero si yo te saco del agua, si, si, si yo te saco del agua.

    Te doy todo mi oro y mi plata, te doy todo mi oro y mi plata, si tu me sacas del agua, si, si
    si tu me sacas del agua,

    El marinero que no se ahogo, que Catalina le salvo, el marinero que no se ahogo, que Catalina le salvo!!

    También..

    Doña Ana no esta aqui, esta en su vergel, abriendo la rosa y cerrando el clavel... quiénes son esta gente que pasa por aqui, que ni de día ni de noche me dejan dormir....
    Somos los estudiantes, de........... que al a virgencita venimos a rezar, rosario de oro, rosario de marfil.....

    ResponderEliminar
  13. una cancion de ninos quisiera recordar pero no me acuerdo aver si ustedes me ayudan uno canta y al mismo tiempo rota la muneca de la mano ?

    ResponderEliminar

¡Bienvenido! En este espacio podrá publicar sus propios comentarios, recuerdos y anécdotas. Recuerde siempre poner su NOMBRE Y APELLIDO y su dirección de E-MAIL para que otros santiagueros se puedan comunicar con usted.